Corona Dental con Precio Inmejorable

 

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa de la,
Clínica del Dr. Iván Lindo

 

 

En la actualidad los problemas de ausencia de dientes son habituales. Las personas que sufren por tener una dentadura incompleta, a menudo, requieren solucionarlo lo antes posible para evitar daños irreversibles en un futuro. Continuamente se buscan resultados en cuanto a la colocación de una corona dental: precio, características, tipo y técnicas aplicadas (son los términos más comunes). Todos estos factores influyen al momento de establecer un valor para el procedimiento de colocación.

Generalmente, la práctica se realiza en la segunda visita con el especialista.

Se debe prestar especial cuidado en la elección del tipo de material utilizado para su fabricación, así mismo, es importante que el ortodoncista tenga experiencia y conocimiento para su implementación, ya que será su menester guiar al paciente en la elección de la calidad de los mismos, en función a sus necesidades.


La corona dental es la parte visible del diente, cumple las funciones naturales de la dentadura, por lo cual sus características deben dotar a la pieza de resistencia y durabilidad.

¿A qué se llama corona dental?

Es una prótesis dental que se coloca de manera fija y cumple la función del diente faltante o insuficiente. Puede ser colocada sobre un implante (que reemplaza la raiz inexistente) realizado con anterioridad, o sobre dientes naturales previamente desgastados para mejorar su apariencia. La corona dental puede ser natural o artificial, en adelante, nos abocaremos al tratamiento de las coronas artificiales.

Éstas, tienen la característica de ser realizadas con un elemento distinto a la naturaleza de los dientes, a su vez, cumplen diversas funciones:

Completar el procedimiento de  implantes dentales, en cuyo caso se incluye en el tratamiento las consideraciones referidas a la corona dental: precio y tipo de material colocado.

Cubren las piezas dentales insuficientes, desgastadas o en mal estado; aquellos dientes defectuosos, que no se encuentran completos por diferentes causas.

En el caso de necesitar soporte para fijar un puente dental.

Se reconoce que las coronas dentales aportan un gran significado en la salud del paciente, evitando sobrecargas de esfuerzos en los dientes restantes, alteraciones en la forma y dirección de los huesos de la dentadura y de las encías. Adicionalmente, poseen una importancia estética, otorgando mayor libertad al hablar y al sonreír.

Estas estructuras diseñadas a medida de cada paciente, imitan la forma, posición y tamaño del diente y puede seleccionarse el color adecuado, para que sobresalgan del resto de la dentadura.

Tipo de corona dental: precio de cada pieza

De acuerdo con la función que deba cumplir la pieza, las características de la cavidad bucal del paciente y las expectativas que se tengan del procedimiento, se puede seleccionar el tipo de corona dental dentro de los siguientes:

Coronas fabricadas de porcelana ó cerámica: Son, actualmente, las más utilizadas ya que poseen un aspecto muy similar al de la dentadura natural, por lo que son casi invisibles. Su material es resistente y su precio unitario ronda un millón de pesos.

Coronas de resina: se utilizan en forma provisoria ya que son de poca resistencia y propensas a sufrir quebraduras. Son las más económicas pero resultan ser necesarias, en ocasiones, para cubrir la zona mientras se fabrica la corona definitiva. Su valor es de 200.000 pesos.

Piezas de zirconio. Para soluciones meramente estéticas de los dientes frontales, suelen utilizarse coronas realizadas con zirconio. Este material es muy similar al del esmalte del diente natural del paciente, con un aspecto estético idéntico al de los molares, sin embargo, su dureza es menos resistente, por lo que no puede utilizarse como recubrimiento de muelas. Las coronas de zirconio se encuentran en los 1.300.000 pesos.

Fabricación en acero inoxidable (utilizada para aplicación pediátrica) de corona dental: precio estimativo del tratamiento valorado en 200 mil pesos. Se realizan en dientes de leche que se encuentran dañados o que han sufrido alguna fractura, para evitar desviaciones de las piezas aledañas, son provisorias ya que desaparecen ante el nacimiento del nuevo diente.

Otros materiales y fórmulas: También existen coronas realizadas con materiales metálicos; se pueden encontrar en oro, platino o níquel. Son materiales resistentes y duraderos, aunque generalmente son los menos elegidos por los pacientes, debido a su resultado estético. De acuerdo al material los precios varían. En la actualidad su utilización es casi nula.

En ocasiones, pueden aplicarse piezas con materiales combinados, en los casos en los que el molar se encuentra muy dañado. El interior de éstas coronas es de metal, lo que aporta una adherencia más firme sobre la raíz o la base de soporte, el exterior se fabrica de porcelana, cubriendo la pieza para asemejar las cualidades de la dentadura natural. A medida que transcurre el tiempo, puede suceder, que el desgaste de la pieza deje en evidencia el interior de la cobertura.

Cuando se presentan situaciones en los que el paciente sufre de encías retraídas, no es aconsejable éste tipo de corona dental ya que en ocasiones puede llegar a visualizarse el contenido metálico.

Corona dental: precio en la primera visita

Durante la primera consulta con el especialista y para determinar con exactitud el importe del procedimiento, se realizan diversas acciones:

Se toman radiografías de la boca del paciente, la quijada y del diente a intervenir: mediante éste estudio se puede determinar el nivel de daño de la pieza dental y el tipo de tratamiento requerido. En algunos casos se requiere de un tratamiento anterior para la colocación de una corona dental.

En el caso de colocarse el elemento artificial sobre un diente natural, éste debe ser acondicionado para propiciar un encastre perfecto. La porción de diente a retirar dependerá del tipo de corona que se quiera implantar, en el mismo procedimiento, se tratan las afecciones de caries en los dientes base.

Si se presenta la situación en la que la plataforma sobre la que se debe colocar la corona es insuficiente, se debe considerar la posibilidad de ajustar la estructura escasa del diente utilizando un material de complemento.

Luego de preparada la zona, se realiza una impresión del diente, para lograr un diseño que acompañe el resto de la estructura. Consecuentemente, se tiene en cuenta el diente opuesto, ya que es de suma importancia considerar la fuerza que ejerce en el implante, ante la mordida del paciente.

Las impresiones son realizadas sobre una pasta que toma la forma de la superficie, extendiéndose por el área a tratar, imprimiendo su forma para realizar una pieza de encastre perfecto, para luego ajustar las características de la corona dental concernientes al color.

En última instancia, es posible que el especialista determine la colocación de una corona transitoria, protegiendo la superficie para mantener su estructura hasta el momento de la colocación definitiva.

Paso final: colocación de la corona dental

Esta etapa es la más esperada por los pacientes y en igual medida por el especialista. Una vez que se ha determinado el tipo de tratamiento, el material utilizado para la fabricación de la corona dental: precio, calidad y color de la misma, se procede a su colocación.

En algunos casos, la preparación de la zona y la colocación de las coronas pueden realizarse el mismo día.

En otros casos, las impresiones tomadas de la boca del paciente son enviadas para la fabricación de la corona por un técnico especialista dental, dándole la forma correcta a la pieza. El proceso se realiza meticulosamente en un periodo de aproximadamente quince días.

Una vez fabricada, realizada la verificación de la calidad y características de la misma, está lista para ser colocada. En la segunda visita al especialista se procede a la extracción de la corona provisoria.

Mediante la utilización de un anestésico local, se coloca la pieza definitiva, utilizando una pasta de cemento. Por último, de ser necesario, se realizan unos pequeños ajustes para otorgar comodidad en la mordedura ante la oclusión con el diente opuesto.

La mayoría de las coronas tienen una vida útil entre 5 a 15 años. Es importante que el paciente cuide la pieza, tal como el resto de la dentadura, para prolongar sus resultados.

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa,
Clínica del Dr. Iván Lindo

.

Pregunte lo que desee o haga su cita aquí:


    * Campos Requeridos

    DATOS PERSONALES
    INFORMACIÓN REQUERIDA
    1. BogotaMedellinPereira
    AMPLIAR INFORMACIÓN
    1. Adjuntar Archivos

    .