LENTES RÍGIDOS

Información Completa

 

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa

Dra. Carolina Uribe
Optómetra
.

 

.

Los lentes de contacto representan una solución fácil, segura y confiable, con la que todo paciente con dificultades visuales puede contar. Gracias a los avances en la ciencia médica y a la aplicación de nuevos materiales para la contactología, hoy en día, existen soluciones que aportan aún más beneficios a la calidad visual, como son los lentes gas permeable.

En Bogotá, una experta y apasionada de su trabajo, tanto en la indicación, como en la adaptación y control de los lentes blandos y rígidos, es la Optómetra Carolina Uribe, que se especializa en adultos y niños desde hace más de 25 años, ella nos explica todo lo referido a estos lentes de gas permeable, sus materiales, usos, mantenimiento y control, en el siguiente artículo.

¿Qué son los lentes rígidos?

Estos lentes de contacto están fabricados con un material rígido, duro, que mantienen su forma en el ojo; son sumamente fáciles de usar y contienen elementos que permiten el paso del oxígeno a través del lente, por eso se los conoce como GAS PERMEABLE.

El oxígeno es fundamental para el correcto funcionamiento del metabolismo de la córnea. Cuando estamos despiertos, este oxígeno se recibe de la atmósfera. Cuando se colocan los lentes de contacto, estos representan una barrera entre la superficie de la córnea y el ambiente exterior, por lo tanto, es fundamental asegurar que el material permita la transmisibilidad de oxígeno adecuada.

Los lentes rígidos se utilizan en casos en los que el paciente pueda presentar miopía, hipermetropía grave o astigmatismo. También se indican cuando el paciente tiene una patología visual como el queratocono, al sufrir de una lesión, luego de una intervención quirúrgica de trasplante de córnea o de una cirugía refractiva, donde no se han obtenido buenos resultados y se quiera evitar el uso de anteojos.

Lentes rígidos. El precio

A pesar de ser más costosos que los lentes blandos, estos son más durables. Por lo tanto, son una alternativa más económica a largo plazo. Es importante que, cuando se trata de la salud visual, se opten por lentes de buena calidad ya que permiten una mejor adaptación y eficiencia, posibilitando que el paciente mantenga su uso prolongadamente. Estos lentes después del periodo de adaptación, evitan molestias como la sensación de picazón y el enrojecimiento. Los lentes gas permeable requieren como ya hemos mencionado, de una adaptación por parte de un especialista en optometría como la Dra. Carolina Uribe, puesto que se realizan a la medida de la córnea de cada paciente, especificando la graduación que se necesite para cada caso, según la afección visual que se presente.

Es importante considerar que, para lograr un tratamiento correcto, los lentes no deben ser adquiridos en cualquier tienda, ni ser encargados sin supervisión de un optómetra.

Los lentes rígidos gas permeable tienen un costo que va desde $ 850.000 hasta $ 1.750.000 pesos colombianos, aproximadamente. El precio exacto depende del tipo de lente de contacto que se vaya a adaptar para cada caso. Para ver su importe en moneda extranjera, haga clic aquí. Para obtener esos precios en tu propia moneda da por favor clic aquí.

La ventaja de acudir a un especialista en optometría reside no solo en obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado, sino que una vez formulado el lente, el laboratorio ofrece un periodo de garantía de hasta 30 días. Durante este lapso, cualquier molestia con los lentes puede verificarse, solicitando uno nuevo, si fuera necesario, sin incurrir en un gasto adicional.

Aclaración importante

Si se presentan más dudas respecto a los lentes rígidos, tales como su indicación, los beneficios que presentan por sobre los lentes blandos o los anteojos, el precio según el tipo de lente, el mantenimiento y la durabilidad; es importante que consulte con la optómetra Carolina Uribe, porque ella tendrá el mayor gusto en ofrecerle todas las explicaciones que puedan hacer falta.

Indicación de lentes rígidos

Este tipo de lentes se puede indicar en adultos e incluso en niños, ante situaciones especiales. Las enfermedades visuales que pueden determinar su uso son:

Miopía

Es la dificultad que se presenta al querer distinguir objetos a la distancia, este defecto refractivo puede ser ocasionado porque la córnea del ojo es muy curva, o también, porque el globo ocular se encuentra alargado. Los factores desencadenantes pueden derivarse de antecedentes familiares, de algunas enfermedades patológicas o causadas por el ambiente en el que se desenvuelve el paciente, en cuyo caso, uno de los desencadenantes puede ser la falta de iluminación en el lugar de trabajo. El principal síntoma que presenta el paciente miope es la dificultad para ver objetos de lejos. En los últimos años se ha encontrado un aumento de niños con miopía. Esto está relacionado con que, actualmente, los niños han disminuido el tiempo que pasan al aire libre (por ejemplo en el parque) y han aumentado el uso de celular, tablet y smartphones.

Mediante el análisis, realizado por un optómetra, se puede identificar el tipo de miopía. El tratamiento, con lentes rígidos gas permeable, permite mejorar el campo visual del paciente, puesto que es más amplio y, además, permiten manejar diferentes graduaciones entre un ojo y el otro.

Hipermetropía

La hipermetropía es la dificultad que se presenta por enfocar y distinguir objetos de cerca, generalmente la visión del paciente es borrosa e incómoda cuando la distancia visual es muy corta. Los síntomas más comunes son el cansancio o fatiga ocular, picazón o necesidad de frotarse los ojos con frecuencia y dolores de cabeza persistentes, especialmente en trabajos de visión próxima como la lectura y el computador.

El comportamiento del ojo de un paciente con hipermetropía, se caracteriza por enfocar los objetos detrás de la retina, debido a que el ojo es más corto de lo normal, o que la potencia de la córnea es menor. Puede aparecer por sí solo o acompañado de astigmatismo.

La hipermetropía no puede prevenirse, sin embargo con el uso constante de lentes rígidos, puede evitarse que se manifiesten afecciones más graves como el estrabismo. Por esta razón, es fundamental el control periódico en la etapa temprana, durante el primer desarrollo ocular del niño, con lo cual se logra corregir esta deficiencia.

El astigmatismo

Mediante un examen optométrico, que consiste en un estudio de refracción ocular, el especialista determinará la existencia de un astigmatismo que puede estar asociado a hipermetropía o miopía.

Un paciente, que sufre de astigmatismo, tiene dificultades para enfocar objetos a corta y larga distancia, esto se debe a que la curvatura de la córnea se achata hacia los lados, presentando un defecto que genera que, cuando la luz llega al ojo, las imágenes se vean distorsionadas.

Posiblemente, la causa puede deberse a factores genéticos, sin embargo existe la posibilidad que surja un astigmatismo luego de una cirugía, como por ejemplo, un trasplante de córnea. En cualquiera de los casos presentados, los lentes rígidos permiten devolver la comodidad visual al paciente mejorando la curvatura de la córnea. Estas lentes deben ser indicadas por un optómetra, quien determinará las características de cada paciente, para que se adapten a la forma particular del ojo.

Como hemos mencionado, uno de los síntomas más comunes es el de la distorsión de los objetos, es decir, estos se ven borrosos; por consiguiente el malestar también puede ocasionar que se sientan dolores de cabeza y sensación de cansancio ocular.

Queratocono

Aquellas personas que tienen una córnea en forma de cono, con presencia de distorsión visual, generalmente padecen de queratocono. Los lentes rígidos permiten, en estos casos, una mayor comodidad para el paciente ya que, en estos casos, se necesita un tratamiento a largo plazo, que impida el avance de la enfermedad. Para lograr los mejores resultados, es importante realizar un examen anual, verificando la graduación y la curvatura del lente.

Es importante que ante cualquier síntoma de dificultad visual que se presente, ya sea en el niño o en el adulto. Incluso si ya se ha comenzado con el tratamiento con lentes de contacto se debe visitar a un optómetra, quien podrá verificar el estado del mismo y la graduación, ajustando el lente según se necesite o cambiándolo por uno nuevo.

Lentes rígidos: principales ventajas

Además de permitir el flujo constante de oxígeno en el ojo, los lentes rígidos proporcionan valiosas ventajas para los pacientes. Estos lentes han ayudado a detener el avance de innumerables enfermedades visuales, aportando beneficios sumamente importantes.

Son duraderos

Están fabricados con un material plástico de alta resistencia y calidad, con lo que su principal característica es la de la durabilidad. Son más resistentes a las rayaduras que los lentes desechables y, según el cuidado que se les brinde pueden durar hasta tres años manteniendo sus bondades. Además, no se deshidratan.

De fácil mantenimiento

Para evitar el deterioro de los lentes rígidos gas permeable, el optómetra le propondrá algunas técnicas que incluyen: la desinfección, la limpieza de los mismos y del estuche. Debe realizarse una rutina de limpieza todas las noches y antes de colocarlos. La principal ventaja, es que existen soluciones especiales para estos lentes, que son denominadas multipropósito. Estos líquidos son más económicos que los de los lentes blandos.

Su uso permite mejorar de manera clara y precisa la visión del paciente H3

Al no contener agua, los lentes rígidos no cambian su composición según la hidratación propia del ojo del paciente, ni de agentes externos; por lo mismo, evitan la adhesión y depósito de proteínas y lípidos, aportando una estabilidad visual permanente.

Para recuperar este aspecto tan importante, como es la calidad visual, los pacientes tienen varias opciones, entre las que pueden mencionarse: cirugías, educación visual, anteojos, lentes blandos, o los que son motivo de este artículo: los lentes rígidos gas permeable. Sin embargo, la indicación de un especialista no es suficiente, puesto que estos últimos, requieren de una adaptación personalizada además de un control periódico, evitando que la salud ocular corra riesgos. Para ello, en Bogotá, podrá solicitar una consulta con la especialista en optometría, la Dra. Carolina Uribe, quien se especializa en la adaptación de lentes de contacto, para todas las patologías, relacionadas con niños y adultos.

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa,
Dra. Carolina Uribe
Optómetra
.

 

.

Pregunte lo que desee o haga su cita aquí:


    * Campos Requeridos

    DATOS PERSONALES
    INFORMACIÓN REQUERIDA
    1. BogotaMedellinPereira
    AMPLIAR INFORMACIÓN
    1. Adjuntar Archivos

    .
    .