.

.

,

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa del

Dr. Julio Gil Antorveza
Cirujano Plástico Certificado

.

Para empezar, aclaramos que “liposucción” y “lipoescultura” son en realidad sinónimos y en la práctica quieren decir lo mismo, a pesar de que hay quienes defienden que la liposucción es el sistema de succionar la grasa, mientras que la lipoescultura es el moldeamiento del cuerpo mediante la extracción de la grasa. La verdad es que, en una clínica jamás ha habido una discusión porque se anotó que se realizaría una lipoescultura, en lugar de haber escrito que era una liposucción, porque todos sabemos que es lo mismo, así que hablaremos de lipoescultura o de liposucción en hombres indistintamente.

Actualmente, la liposucción o la lipoescultura, es uno de los procedimientos quirúrgicos más practicados en el mundo, dentro de la cirugía estética. La idea de extraer grasa del cuerpo, permitiendo modelar el contorno físico de los pacientes, ha sido posible mediante la incorporación de tecnología que permite la aplicación de técnicas, con la mayor perfección y el menor costo.

La formación de cúmulos grasos en el organismo es hereditaria generalmente, y son imposibles de eliminar a través de dietas alimenticias, o de actividad física. Los avances científicos permiten la aplicación de la liposucción para eliminar los depósitos lipídicos, procediendo al diseño de la figura de forma efectiva y precisa de las zonas más afectadas.

La experiencia de Esteban B. con la liposucción en hombres

Durante mi niñez, mi condición de obeso no me permitía desenvolverme con naturalidad en las actividades que a todos, les parecen normales. Era complicado atarme los cordones, incluso llegar a las zonas de la espalda durante el baño, el cual debía realizar sentado. Mi vida social se limitaba a la escuela y a la casa de mis abuelos.

Cuando llegué a la adolescencia, asumí  un tratamiento para bajar de peso, con el debido control de un especialista. Me inscribí en el gimnasio y poco a poco comencé el camino para mejorar mi aspecto físico. Desde los 18 a los 30 años mi vida fue cambiando y mi cuerpo, con más de 150 kilos menos, también.

La etapa que más me resultó difícil fué a partir de los 35 años, mis rodillas y mis pectorales aún se veían grandes, a tal punto que debía salir con una venda debajo  de las camisas para que no se notara.  Conocí a un vecino que había tenido un cambio similar en su cuerpo, y él me recomendó la clínica del Dr Julio Gil, especialista en lipoescultura en hombres en Colombia, asi que agende una cita para ir a una consulta, con todos los miedos que me provocaba una cirugía. La información y el trato que recibí de todos los profesionales en la institución, desde el momento de la primera consulta, me ayudaron a decidirme y entre al quirófano con toda la confianza.

El procedimiento cambió significativamente mi vida, era lo que realmente necesitaba para lograr el “broche de oro”. Mi vida es , por fin,  normal !!!. Sigo recomendando ésta cirugía a todas las personas que sufren de un problema estético como el mio.

¿Por qué no puedo eliminar la grasa con ejercicio?

Los lípidos son un tipo particular de tejido conectivo, contienen triglicéridos y representan un 20% del peso corporal. Sus funciones son: la de formar reservas de energía, regular la temperatura corporal, aislar los órganos y contribuir al aspecto estético del cuerpo; ya que, la forma en la que se distribuye, conforma las características del cuerpo masculino o uno femenino. Se puede realizar la  liposucción en hombres como en mujeres, aunque por lo general las zonas afectadas son distintas en ambos casos.

Las células grasas del cuerpo, debido a su composición genética, tienen diferentes respuestas a los estímulos externos.

Ejemplos concretos:

Por ejemplo, la grasa del sector del abdomen, posee receptores de insulina (llamada Alfa 2) que no permiten la eliminación de la grasa acumulada, por lo que no responden ante la actividad física o la dieta. En el caso contrario, la grasa depositada en el rostro, los brazos y el torso posee receptores de insulina de clase Beta 1, que contribuyen a la eliminación de la grasa, por intermedio de las técnicas naturales, como son:  el ejercicio y la dieta alimenticia.

Es importante señalar que la liposucción no es un tratamiento para la obesidad. Esta técnica está indicada, en principio, para la extracción de lípidos antiestéticos sectorizadas, aplicándose en:

Abdomen
Glúteos
Caderas
Cintura
Muslos
Brazos
Papada o cuello
Mejillas.

En el caso de la lipoescultura en hombres, puede ser utilizada la liposucción para tratar los casos de engrandecimiento patológico de las mamas, conocido como ginecomastia, para la extracción de grandes lipomas y como complemento a la realización de otros procedimientos quirúrgicos.

Grandes ventajas de la liposucción en hombres con la técnica del Dr Julio Gil

Durante la liposucción tradicional, se presentaba grandes problemas con la elasticidad de la piel sobrante, luego de la eliminación de la grasa. Mediante la técnica de lipoescultura que usa el Dr Julio Gil, se mezcla el uso de láser y la técnica tradicional; provocando un afinamiento de la piel del colgajo, proporcionando las condiciones necesarias para lograr una pequeña retracción. Es por esto que se logra delinear con mayor exactitud la figura, logrando un contorno más estético y armónico, minimizando los efectos negativos.

La lipoescultura permite focalizarnos, en especial, en las zonas conflictivas logrando el contorno deseado. Los resultados son casi inmediatos y no presenta mayores complicaciones, si se cumplen con las indicaciones prescriptas.

Los mejores precios de la lipoescultura o liposucción:

En la mayoría de los pacientes que se someten a éste procedimiento se utiliza anestesia regional, en determinadas ocasiones se requiere un método de anestesia adicional, si el paciente es particularmente sensible.

Los precios de la cirugía, dependiendo de la zona y demás consideraciones, son establecidos a partir de los $6.000.000 pesos colombianos, este precio incluye exámenes de laboratorio a domicilio, dos fajas, medicamentos, consulta con el cirujano plástico y el anestesiólogo, seguro y diez masajes a domicilio. Para conocer el contravalor en su moneda, de un clic aquí por favor.

Las intervenciones quirúrgicas estéticas involucran numerosas variantes, por lo que los precios pueden ser diferentes en cada paciente.

Toda la información necesaria para el paciente será otorgada, por el cuerpo médico y el Dr Julio Gil, al momento de la planificación del procedimiento..

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Para los casos de liposucción en hombres y en mujeres el procedimiento es similar, pero muy distinto en la silueta que se consigue, que es lo que constituye la mayor diferencia entre mujeres y hombres.

La duración de la cirugía es de aproximadamente, dos horas, dependiendo por supuesto del volumen de grasa a succionar y de la cantidad de zonas de donde haya que extraer la grasa.

Previamente se realiza la demarcación de la zona afectada. Son necesarias incisiones, por donde el especialista introduce un tubo (Canula) con un extremo en forma de jeringa, conectado a la máquina de succión. Realizando numerosos túneles subcutáneos, el cirujano realiza movimientos con la cánula, rompiendo los depósitos grasos y succionándolos mediante la máquina de vacío, conectada al otro extremo del tubo.
.
¿Qué se debe hacer luego del tratamiento?

Al terminar la cirugía, probablemente se formen edemas (Morados), los cuales desaparecerán durante el primer mes del postoperatorio. Los resultados pueden tardar hasta tres meses en visualizarse. Debe utilizarse una prenda de contención, una faja sobre la zona intervenida para ayudar a la recuperación, controlar la hinchazón, disminuir el sangrado y propiciar la adaptación de la piel al nuevo contorno físico del paciente. El tiempo de utilización será determinado por el especialista, de acuerdo con las condiciones de sanación requeridas para cada caso. También, pueden indicarse antibióticos y antiinflamatorios para evitar infecciones y molestias posteriores.

Vuelta a la vida normal

Luego de haber transcurrido un período prudencial, bajo indicación del cirujano, pueden  solicitarse o aconsejarse tratamientos adicionales, para potenciar los efectos de la cirugía, tales como el drenaje manual, la consulta con especialistas en nutrición u otras técnicas de modelación corporal. La vuelta a las actividades normales suele ser inmediata, pero debe procurarse mantener un tiempo suspendidas las actividades físicas intensas. Todas las intervenciones médicas destinadas a mejorar la salud física y psicológica de un paciente, requieren de controles periódicos. El éxito de la lipoescultura  es una técnica que depende, en gran medida, del postoperatorio; por lo tanto es importante asistir a las consultas para controlar el proceso.

Natalia Pepermans,
Jefe de Prensa del

Dr. Julio Gil Antorveza
Cirujano Plástico Certificado.

 

Pregunte al cirujano o haga su cita aquí:


* Campos Requeridos

DATOS PERSONALES
INFORMACIÓN REQUERIDA
  1. BogotaMedellinPereira
AMPLIAR INFORMACIÓN
  1. Adjuntar Archivos