OPTÓMETRA PEDIATRA

la visión de los niños en buenas manos

 

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa

Dra. Carolina Uribe
Optómetra
.

 

 

La mejor arma de prevención de enfermedades oculares es la consulta a tiempo. La visión es un sentido que se desarrolla a medida que el niño crece, es así que, al momento de nacer, la función de la vista no está totalmente desarrollada, llega a su culmine alrededor de los 8 años. Cualquier síntoma que indique alteraciones en la vista puede detenerse y tratarse a tiempo, con una visita al optómetra.

Para todos los adultos, es importante poder decidir a tiempo sobre la salud de nuestros hijos, esto nos acerca más a la posibilidad de brindarles una mejor calidad de vida actual, además de prevenir defectos visuales en el futuro.

Todos los trastornos que puedan aparecer en esta etapa de crecimiento, deben ser tratados por el especialista correspondiente. La Dra. Carolina Uribe está capacitada, médica y humanamente, para tratar con niños y adultos.

¿En qué momento consultar al optómetra pediatra?

Es fundamental que se mantenga un control periódico, durante la primera etapa de vida, desde el nacimiento y de manera anual, intensificando estos controles en caso que se tenga un antecedente familiar, cuando el médico lo pida o si se presentan síntomas de problemas con la vista de un niño, como:

Lagrimeo excesivo, ojos irritados, picazón o sensibilidad a la luz.
Se confunden las letras o renglones, se agregan o saltan palabras en la lectura o se exceden de las líneas al pintar.
Si se tropieza con frecuencia o siente inseguridad al alcanzar objetos
Se queja con frecuencia de visión borrosa o dolores de cabeza y espalda, tras una tarea de lectura o dibujo.
Si presenta una desviación en uno o ambos ojos.
Si parpadea con frecuencia o entrecierra los ojos, forzando la vista.
Cuando se acerca excesivamente a los libros o a la televisión.

Elija un optómetra pediatra para un niño

Un optómetra es un médico que se dedica a diagnosticar y prescribir anteojos o lentes de contacto, realizar los controles y el seguimiento adecuado, al mismo tiempo que asesora sobre el manejo de estos elementos. No cualquier médico es pediatra, por lo mismo, no cualquier optómetra trabaja con niños. Un optómetra pediátrico es aquel que tiene la capacidad de tratar con niños, porque existen  habilidades especiales que deben poseer para incluirlos en el proceso, con el fin de lograr que el niño colabore y se integre en el tratamiento.

Paciencia

Todas las especialidades médicas requieren de paciencia en el trato hacia los pacientes, principalmente, porque muchas de las terminologías y procedimientos pueden asustarlos y confundirlos. En la atención pediátrica, esta cualidad debe ser considerada una de las principales en la consulta, puesto que, los niños, ingresan con temor a los consultorios de un médico y, en ocasiones, se rehúsan a colaborar en los estudios o en la examinación, sobre todo cuando es la primera consulta.

Los optómetras pediatras, deben poseer la facultad de encontrar herramientas, que permitan que el diagnóstico sea completo; para ello, se necesita que el niño genere cierta confianza con el médico. Además, es importante poder explicar los procedimientos, tanto al adulto como al paciente, con terminología fácil de comprender y con tranquilidad, esto ayudará a que se los incluya en el tratamiento correctivo, haciéndose responsables del mismo y logrando excelentes resultados.

Flexibilidad

Es importante para los padres, contar con un optómetra que esté dispuesto a resolver las dudas, que muchas veces, surgen fuera del consultorio. Los niños que requieren lentes o anteojos por primera vez, a menudo, aprenden con la práctica, por esta razón es posible que, durante el primer uso, se necesite un consejo del optómetra ante alguna eventualidad, para asegurarse que se cumple con lo que se necesita.

Organizado

Es importante que, el optómetra pediatra, mantenga organizada la historia clínica del paciente, esto permite una mayor seguridad por parte de los pacientes y de la familia. En el caso de los niños, es indispensable registrar todos los detalles durante la atención, incluyendo aquellos que el mismo pequeño pudiera aportar, de este modo, se podrá percibir con mayor exactitud el problema que se presente. La organización de un optómetra, permite asegurar un mayor nivel de atención a los detalles y al tratamiento, al mismo tiempo que genera más seguridad en los adultos.

Fortaleza emocional 

Es posible, que los padres tengan muchas dudas respecto a la salud visual de sus hijos y, al acudir a las consultas, es importante poder tranquilizarlos, dándoles toda la información que se requiera. Esta particularidad, es esencial cuando se trata de problemas complejos. Los optómetras deben ser un fuerte pilar, es imperioso que los padres puedan sentirse respaldados por un profesional responsable.

¿Cuáles son las funciones visuales que pueden afectar la salud óptica del niño?

El optómetra pediatra, puede conseguir enfocar el tratamiento, según las características de las funciones visuales de los niños, con lentes de contacto o con anteojos. Para ello, es fundamental establecer cuáles pueden ser las funciones afectadas.

Acomodación visual

Esta función ocular es la encargada de enfocar los objetos con mayor o menor nitidez, según la posición y distancia en la que se encuentren. El encargado de su funcionamiento es el cristalino del ojo. Cuando se cambia la vista de un objeto que se encuentra cerca a otro que está a mayor distancia, esta focalización debe ser instantánea y nítida. La función del optómetra, es determinar la potencia de graduación exacta que permita desarrollar esta función con mayor éxito.

Convergencia

Esta función visual, es la encargada de que los ejes visuales coincidan en un punto, evitando la visión doble o el estrabismo. Los problemas de convergencia pueden darse: por exceso, en el caso que, sin presentar estrabismo ocular evidente, los ejes visuales no se encuentren dirigidos a un punto; o insuficiencia, en el caso que los ejes visuales se unan en un punto más distante al objeto.

La refracción

Los trastornos de refracción, en los niños, se evidencian por la incapacidad de enfocar los objetos de cerca o lejos, los elementos (ya sean letras u objetos) se ven borrosos y es importante que el optómetra pediatra realice pruebas de detección precoz. La visión borrosa, puede ser consecuencia de: una miopía, cuando se produce una alteración borrosa en los objetos lejanos; hipermetropía, cuando se dificulta ver con claridad de cerca; o astigmatismo, cuando existe una curvatura irregular en la córnea. En este último caso, el niño ve imágenes borrosas y no distingue con claridad su forma. Estas alteraciones pueden tratarse con lentes de contacto o con anteojos, evitando, en un futuro, complicaciones más graves, como la pérdida de visión.

Visión binocular

Esta característica de la capacidad visual, es la que permite la coordinación entre ambos ojos, evitando que se duplique la imagen de un objeto. Cuando un niño percibe características distintas, entre la imagen que obtiene de un ojo y otro, puede darse la posibilidad que presente alteraciones binoculares y hasta ambliopía, que es comúnmente llamada “ojo vago”, en cuyo caso, el niño verá con un solo ojo.

Movimientos oculares

Durante la etapa temprana de desarrollo visual, el examen de movimiento ocular es uno de los métodos fundamentales de análisis. Este, permite determinar la rapidez de dirección de movimiento del ojo, ante un objeto estático y uno en movimiento o de una letra a la otra, durante la lectura. Una dificultad, en esta capacidad, puede ocasionar que el niño confunda palabras, letras o frases, que sea más lento en la lectura o que no llegue a comprender lo que lee.

Coordinación

Existe una alteración denominada coordinación ojo – mano, que permite establecer la correlación entre la información recibida con la vista y la precisión de las manos. Esta capacidad, es muy importante durante el desarrollo del aprendizaje y deportivo del niño.

Optómetra pediatra, la consulta a tiempo

Hoy en día, los padres son más conscientes de la importancia de los exámenes visuales a temprana edad. Cualquier obstrucción o impedimento visual, que pueda detectarse, ya sea por una hipermetropía alta, por astigmatismo, por una desviación ocular o cualquier otro problema que impida el desarrollo visual de allí en adelante, que pueda tratarse antes de los 8 años de edad, genera mayor posibilidad de mejorar la visión y detener el daño, según el caso. Normalmente, los niños con problemas visuales son tratados con anteojos, aunque existe la posibilidad de, en casos especiales, indicar el uso de lentes de contacto.

Para ello, es necesario realizar un buen examen, puesto que pueden existir problemas visuales asintomáticos, que necesariamente requieren de exámenes optométricos para ser detectados.

El examen

La preocupación de los padres, en la consulta con un optómetra pediatra, muchas veces está dirigida a las dudas respeto a los exámenes cuando el niño es muy pequeño. La Dra. Carolina Uribe, realiza exámenes basados en retinoscopía y dilatación de pupila, cuando el niño no tiene la capacidad de expresar si ve mejor con un lente que con el otro; es decir, en estos casos, el diagnóstico se basa solamente en los resultados obtenidos de los exámenes realizados.

El examen correcto en un niño es aquel que se realiza en primera instancia, con una retinoscopía y luego aplicando un estudio basado en dilatación de pupila, bajo cicloplejia, con el fin de obtener la fórmula real . Con ello, se logra indicar el tratamiento con una graduación correcta, tanto en anteojos o en lentes de contacto, que permita mejorar la visión de cada niño.

En definitiva, queda en claro que, el desarrollo visual de los niños, depende de la decisión de los adultos. Consulte a un optómetra pediatra, como la Dra. Carolina Uribe, para asegurarse que la salud visual de su hijo se encuentre en las manos correctas, y ,con ello, le brinde una mejor calidad óptica en el presente y para el futuro.

Natalia Pepermans
Jefe de Prensa,
Dra. Carolina Uribe
Optómetra
.

 

.

Pregunte lo que desee o haga su cita aquí:


    * Campos Requeridos

    DATOS PERSONALES
    INFORMACIÓN REQUERIDA
    1. BogotaMedellinPereira
    AMPLIAR INFORMACIÓN
    1. Adjuntar Archivos

    .
    .</s

    .
    .